Que son los prime bank instruments - Mercado de cambio - Mercado cambiario Finanzas

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Que son los prime bank instruments

Inversiones Offshore Privacidad

prime bank instruments

un método de fraude altamente sofisticado

Los prime bank instruments o instrumentos bancarios preferenciales, conocidos también bajo otros nombres como high interest bank debentures (bonos bancarios de alto interés) o programas de inversión de alto interés, si bien surgieron en la década de los noventa, han proliferado con fuerza y se han hecho más conocidos durante los últimos años.


Los prime bank instruments no son en realidad una inversión, sino nada más que un sofisticado sistema de fraude. Hemos decidido incluirlos en nuestra sección de inversiones como aviso a nuestros lectores, debido a que existe la creencia generalizada de que estos productos son legítimos y realmente existen.


como se presentan los instrumentos bancarios preferenciales

La presentación del supuesto negocio de los bonos bancarios o bank debentures siempre se produce rodeada de un halo de secretismo. Puede sufrir ligeras variaciones, pero básicamente los estafadores contarán a la potencial víctima una historia parecida a la siguiente.


Tras la conferencia monetaria y financiera de la ONU en 1944 de “Breton Woods”, donde entre otras cosas se decidió la creación del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y se establecieron las reglas básicas financieras y comerciales entre los países desarrollados, diferentes bancos “Top” del mundo comenzaron a participar en programas de inversión secretos entre ellos mismos. En el marco de estos programas de trading los bancos comenzaron a emitir diversos instrumentos bancarios preferenciales o prime bank instruments para vender a otras entidades participantes o bien bancos, y compañías financieras de segundo orden.


Estas debentures bancarias son generalmente obligaciones bancarias a medio plazo, llamadas MTN’s o medium term notes, BG’s o bank guarantees (garantías bancarias) y cartas de crédito, llamadas en inglés LC’s letters of credit o su variante americana conocida como SLC (standby letter of credit).


La compra-venta de estos prime bank instruments y bonos preferenciales produce beneficios muy altos, típicamente entre un 10% y un 100% mensual.


Este mercado, es altamente secreto y sólo participan bancos “Top”, así como un puñado de inversores seleccionados por un organismo como la Reserva Federal norteamericana o el Banco Central Europeo (según la versión).


Las operaciones se producen por importes de 100 millones de dólares en adelante. Por supuesto este comercio no es conocido por el público en general y ni siquiera por brokers y agentes de bolsa y todos los bancos implicados y organismos reguladores que intervienen en él negarán su existencia.


En ocasiones excepcionales, algunos traders de este selecto grupo dan la oportunidad a algunos inversores externos a participar en una de estas operaciones de prime bank instruments, estableciendo un fondo común de capital hasta completar la cantidad mínima de 100 millones de dólares para poder participar. Los inversores deben de ser introducidos por alguien que participa en el grupo y tendrán que firmar un contrato de confidencialidad y no divulgación, comprometiéndose a mantener en el absoluto secreto tanto la existencia del mercado de los instrumentos bancarios preferenciales, como de los detalles de la operación.


como se da credibilidad al fraude

Para hacer creer a sus víctimas que el programa de los prime bank instruments existe y es legítimo, los estafadores involucrarán nombre de instituciones y agencias reguladoras mundiales importantes. Normalmente aseguran que el programa está avalado por el Banco Mundial, la Reserva Federal Norteamericana, eo Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional, la SEC o un organismo similar. Presentarán normalmente un contrato con membrete de la ICC (International Chamber of Commerce) o Cámara de Comercio Internacional, y mencionarán el nombre de uno o varios bancos importantes tales como Citibank, Credit Suisse, UBS, etc. que supuestamente intervienen en la operación.


Por supuesto estas afirmaciones son manifiestamente falsas. De hecho algunos de los organismos mencionados tienen publicados avisos contre el fraude de los high interest bank debentures en sus páginas Web. Si alguna potencial víctima pregunta a los timadores sobre estos avisos, estos responderán que al ser programas secretos los organismos públicos tienen el máximo interés en negar su existencia.


En los contratos además se usará una jerga técnica que pretende dar un tinte de realismo a las operaciones, además de confundir a la víctima. Frases como “fresh cut” (refiriéndose a garantías bancarias recién emitidas), “good, clean, clear funds of non criminal origin”. “Irrevocable pay orders”, etc. son algunos ejemplos.


como se produce el fraude de los prime bank instruments

Si la presentación del fraude de los instrumentos bancarios preferenciales es sofisticada, todavía lo es más su método de captación de su potenciales víctimas. Los estafadores normalmente se acercan a la víctima diciendo que tienen contacto con alguien que puede conseguir high interest bank debentures por debajo de su valor nominal. Estos después pueden volver a venderse por su valor nominal completo, lo que produce unos beneficios millonarios. Es un negocio sin riesgo ya que tiene la clientela asegurada.


El estafador indicará a la victima que tiene la oportunidad única de participar en un “pool” o fondo común con otros inversores, para llevar a cabo la operación conjuntamente, pudiendo por tanto participar con cantidades más pequeñas.


Una vez que la víctima se convence, tendrá que depositar el importe de su participación en algún banco importante. Cuando se reciben los fondos, los estafadores mediante diversos métodos los enviarán offshore, normalmente a través de diferentes cuentas para borrar el rastro. Utilizan multitud de métodos como emisión de cartas de crédito falsas, utilización de cuentas de corresponsalía en grandes bancos a nombre de empresas financieras radicadas en paraísos fiscales, etc.


Algunos programas de prime bank instruments funcionan como sistemas piramidales o esquemas de Ponzi similares a los de los conocidos HYIP’s. Es decir, comienzan pagando los intereses acordados, lo que ayuda a que la víctima se convenza de que el sistema es legítimo y no sólo reinvierta los beneficios, sino que capte a su vez a otras víctimas. Por supuesto la inversión no existe y a los primeros “inversores” se las paga con la aportación de los nuevos, hasta que los estafadores deciden cortar y marcharse con el dinero.


los efectos secundarios  del fraude

Es habitual captar a las potenciales víctimas a través de afiliados o promotores (que normalmente no saben que el programa es fraudulento) a cambio de una comisión. Esto ha hecho que algunos de estos intermediarios hayan empezado a ofrecer los prime bank instruments en foros y conocidas páginas de trading. Esto a su vez ha tenido como consecuencia que muchas personas hayan oido hablar de estos programas de supuestamente altísima rentabilidad y que muchos pequeños brokers “quiero y no puedo” se hayan lanzado a la busca y captura de los high interest bank debentures, soñando con el gran negocio.


Una gran parte se publicita declarando que tienen acceso a prime bank instruments, pero en realidad no disponen de ningún contacto directo con el sistema (que por otro lado no es más que un fraude). Solamente tratan de captar al potencial “cliente” para entonces buscar otro broker que sí tenga acceso a la “fuente” y llevarse parte de la prometida comisión de intermediación que superaría el millón de dólares en muchos casos (si existiera, claro).  


El problema, es que en la mayoría de las ocasiones los otros supuestos brokers tampoco tienen este contacto ya que también son sólo cazafortunas y soñadores. Se produce entonces un encadenamiento de intermediarios, lo que hace muy complicado cerrar una operación. Gracias a esto, algunas víctimas acaban escapando, ya que en algún momento del laberinto de conexiones llegan a sospechar y abandonan, o bien el broker no encuentra a nadie que realmente esté conectado con la "fuente".


No obstante muchos de estos pequeños brokers, aun tras varias operaciones fallidas siguen corriendo detrás del gran negocio, cegados por su alta rentabilidad y muchas veces incluso crean sociedades offshore o abren cuentas bancarias para manejar un negocio inminente que nunca llega o si lo hace acaba en fraude. El problema es que estas personas ayudan a divulgar la leyenda urbana de la legitimidad y existencia de estos programas, ya que para aumentar su credibilidad como brokers suelen contar que ya han realizado operaciones exitosas.


Otro problema es que muchas veces la persona que capta a la víctima es algún conocido, familiar o amigo que a su vez actúa como broker o también ha sido engañada como víctima. Esto es peligroso, pues da más credibilidad al fraude de los prime bank instruments, debido a que a todos nos cuesta pensar que nuestro amigo o familiar nos va a estafar. Y en realidad es cierto que no lo hace conscientemente, ya que, porque que ha sido engañado también.


la dificultad de perseguir el fraude

Una dificultad en la lucha contra la estafa de las high interest bank debentures es que las personas que han sido víctimas del fraude, muchas veces tampoco son colaboradoras con la justicia, ya que una gran parte se niegan a reconocer que los programas son una simple estafa y muchas veces culpan al intermediario que les captó o piensan que si continúan más tiempo en el programa recuperarán su dinero. Incluso existen casos en los que los estafados llegan a un acuerdo con los estafadores, los cuales les prometen la devolución del dinero perdido a cambio de la captación de nuevas víctimas. Son los llamados “suckers”.


En ciertas agencias de investigación gubernamentales incluso se sospecha que diversas redes de fraudes de prime bank instruments y esquemas piramidales colaboran entre ellas para hacer más difícil la detección de sus actividades criminales. La gran cantidad de captadores e intermediarios que intervienen hace difícil determinar quien es la “verdadera fuente”, ya que ésta también alegará que no es más que una víctima y que transfirió el dinero a otra persona.


como reconocer que se está ante un fraude de prime bank instruments

Nuestras alarmas deben dispararse ante la aparición de determinadas características, como las que mencionamos a continuación. Cuanto más puntos se cumplan, más probable es que estemos ante un intento de fraude:


Declaración de la existencia de un programa de trading secreto.

Rentabilidades muy por encima de lo normal.

Garantía de grandes organismos como la Reserva Federal, el BCE, IMF o algún Gobierno importante.

Contratos supuestamente aprobados por la ICC (International Chamber of Commerce).

Garantía de grandes bancos como Citibank, Credit Suisse o similares.

Necesidad de firmar contratos de confidencialidad y no divulgación y/o amenaza de ser expulsado del programa en caso de realizar consultas con asesores de inversión o autoridades.

Afirmación que los organismos involucrados negarán la existencia del programa.

Afirmación de que se comercia con garantías bancarias. Las bank guarantees o “BG’s”, si bien existen y son emitidos por los bancos, son valores no negociables, es decir que no pueden ser comprados y vendidos.

Uso de palabras técnicas o “buzzwords” tales como “fresh cut”, “good, clean, clear funds of non criminal origin”, “Irrevocable pay orders”, “Swift 799”, “ICC 3034 o 3039 Letter of Credit” o “paymaster”. Una lista completa de términos en inglés relacionados con prime bank instruments se puede encontrar en la Web de Treasury Direct.


variantes del fraude

Recientemente también se han observado variantes del fraude de los prime bank instruments en el mercado de los commodities o compra venta de mercancías. En estos casos los estafadores asegurarán que cuentan con un contacto que puede conseguir acceso a materias primas escasas o a precio especial. Según el caso podrá ser un contacto en una mina de oro africana, en un pozo de petróleo en Oriente Medio, un magnate del cereal, etc. No se trata más que de otra variante de la estafa y que se puede reconocer por la existencia de “contactos secretos”, “contratos de la ICC”, unas comisiones fuera de lo común u otros indicios similares. Por ello ante cualquier programa de trading de alta rentabilidad, recomendamos muchísima precaución y no dejarse cegar por la avaricia.


 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal