Principales Tasas internacionales de interés. - Mercado de cambio - Mercado cambiario Finanzas

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Principales Tasas internacionales de interés.

Tasas de Interes

Todas las tasas de interés se mueven dentro de una economía. Sin embargo, no todas las tasas son iguales ni cambian en el mismo sentido y al mismo tiempo. Las tasas internacionales de interés se determinan en los mercados financieros, bien sean estos mercados de dinero o mercados de capitales. Y Estados Unidos es el país donde se comercializa la mayor cantidad de valores correspondientes del  mercado de dinero.

Los principales instrumentos que utiliza el sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) para determinar el rumbo de las tasas de interés y, por tanto, influir en los costos de los préstamos de la economía, son las tasas de interés de los fondos federales y la tasa de descuento. Así, podemos notar que una recuperación económica viene acompañada de un aumento de las tasas de interés y los periodos de recesión vienen acompañados de una reducción en dichas tasas, según se quiera frenar o expandir la actividad económica.

El mercado de dinero es el nombre que se le da al mercado donde fundamentalmente operan instrumentos financieros de corto plazo. Está compuesto realmente por varios mercados individuales, uno para cada uno de sus instrumentos de crédito a corto plazo. Por tanto, existen mercados para los Papeles del Tesoro, papeles comerciales, certificados de depósitos y aceptaciones bancarias. Forman parte importante también de este mercado de deudas, los préstamos comerciales interbancarios (a la tasa de los fondos federales) y los préstamos bancarios comerciales realizados por los bancos de la FED (a la “tasa de descuento”).  

Tasas internacionales de interés. En el escenario internacional se conocen al menos 7 tipos de tasas de interés, determinadas por las políticas monetarias llevadas a cabo por la FED, las cuales son reseñadas en diversos medios de publicación. Estas son (1) la tasa de descuento (Discount Rate); (2) la tasa de interés de los fondos federales (Federal Funds); (3) la tasa de bonos del Tesoro (Treasury Bond Rates) y de las letras del Tesoro (Treasury Bill Rates); (5) la tasa preferencial de préstamos (prime rate); (6) la tasa de certificados de depósitos (Certificates of Deposit Rate); (6) la tasa LIBOR (London Inter-bank Offered Rate); y (7) las tasas de interés de los bonos corporativos (Corporate Bond Rates).

La tasa de descuento (discount rate) es la tasa de interés que la FED le cobra a los bancos cuando les abre préstamos. Esta tasa de interés es una de las referencias que usa la FED para ajustar la velocidad de la economía. Esta tasa no fluctúa día a día, sino que es ajustada varias veces al año. En periodos de contracción económica, la FED disminuye la tasa de descuento para estimular el crecimiento mediante préstamos de dinero a negocios e individuos. De manera similar, si la economía está demasiado acelerada, la FED aumenta las tasas de interés para enfriar la marcha. De igual modo, así como los bancos pueden pedirle prestado a la FED, también pueden prestarse entre sí. La tasa de interés interbancaria a la cual los bancos se prestan entre sí es la ya muy conocida tasa de interés de Fondos Federales (Fed Funds Rate).

Los fondos federales constituyen excedentes de los saldos de reserva (encaje legal) depositados por los bancos comerciales en la FED. Como sus pasivos cambian diariamente, los requerimientos o excedentes de dichos fondos también cambian. Así, existe un mercado en el cual estas instituciones de depósito compran y venden fondos. Esta tasa también es controlada por la FED y utilizada como volante de conducción de los ciclos económicos (vigila la liquidez del mercado de dinero). Cuando desea inyectar liquidez, puede vender fondos federales, reduciendo su tasa de interés. Asimismo, cuando desea elevar las tasas de interés, puede disminuir las tasas comprando fondos federales. La FED efectúa estas operaciones contra valores gubernamentales.

A su vez, los certificados de tesorería (Treasury Bills) constituyen los instrumentos más comercializados en el mercado de dinero de Estados Unidos. Los T-Bills son evaluados AAA por las agencias calificadoras, fundamentalmente debido a que se consideran exentos (libres) de riesgo crediticio para cualquier propósito práctico, lo cual es posible por el respaldo de buena fe del Gobierno estadounidense y su capacidad de imponer y cobrar impuestos. Los T-Bills son subastados semanalmente por el departamento del Tesoro y sus intereses son muy cercanos a las tasas de interés de descuento en el mercado. Sus funciones en los mercados de dinero han servido como referencia para comparar otros instrumentos más riesgosos y de emisión más esporádica.

La tasa preferencial de préstamos (Prime Rate)
es aquella que los bancos estadounidenses cobran a sus mejores clientes sobre sus préstamos. Constituye una referencia del nivel de las tasas activas de ese país. Obviamente, por muy buenos clientes que sean, esta tasa siempre será un poco más alta que la tasa de descuento que le cobra la FED al banco directamente.

En los mercados internacionales de dinero siempre son muy consideradas las tasas de interés de los depósitos a la vista y a plazos dentro de cada país. En  Estados Unidos, los certificados de depósito (CD)
son documentos simples que funcionan como recibo por un depósito determinado, y constituyen un compromiso de pago de intereses y repago del principal al vencimiento por parte del banco receptor. De igual forma, el certificado de depósito negociable (NCD) es similar al CD, sólo que, como su nombre implica, es negociable o comerciable. Es decir, el comprador puede revenderlo en el mercado secundario.

Asimismo, podríamos decir también que la contrapartida de los CD pero en el sector no constituido por bancos es el papel comercial (PC). El PC representa una promesa de pago no garantizada con vencimiento a muy corto plazo. En los Estados Unidos el PC es el mercado más grande del mundo por un margen sustancial, representando más del 60% de todo el PC vigente de los mercados internacionales. El comportamiento de las tasas de interés de los papeles comerciales (Comercial Paper Rate) busca medir las emisiones de corto plazo de las empresas, aunque también las de instituciones financieras y bancos. El PC se emite normalmente sobre una base de descuento. Su rendimiento depende del riesgo crediticio del emisor, el cual es casi siempre evaluado por una agencia calificadora. Estas califican al papel comercial en una escala de A (más alta calidad, o menor riesgo) a D (con altas probabilidades de incumplir sus obligaciones).

Los mercados de dinero offshore, también conocidos como euromercados de dinero, tienen un papel determinante en la integración de los mercados nacionales e internacionales. También buscan hacer más eficiente la conducción de los negocios y el sistema bancario internacional. El euromercado comprende a las divisas y al papel negociable offshore de corto plazo.

Son eurodivisas aquellos mercados que llevan a cabo operaciones crediticias en forma de depósitos y otros instrumentos de corto plazo denominados en divisas que no corresponden a su jurisdicción legal. De esta manera, un dólar estadounidense depositado en Londres es un “eurodólar”
, y un marco alemán depositado en París es un “euromarco”. El mercado de eurodólares es tan grande que la tasa LIBOR (London Interbank Offered Rate) sirve como buena referencia para gran parte de los préstamos internacionales en dólares. Por ello, en la industria bancaria es muy común oír de préstamos cotizados a LIBOR más 1 ó 3%. Igualmente, las compañías emiten bonos para financiar su crecimiento a unas tasas de interés de bonos corporativos (corporate bond rates).  

La cifra

3.37%  ha sido la tasa  de descuento promedio entre 1991 y 2011, o tasa de política monetaria utilizada por  EEUU para relajar, ajustar o mantener el crecimiento de la oferta monetaria. Aunque en lo que va de 2011 esta tasa alcanza  0.75%.

Zoom

La raíz de la volatilidad

La volatilidad en las tasas de interés internacionales tiene las mismas raíces que la de los tipos de cambio: políticas fiscales y monetarias inconsistentes, tanto en cada país como entre ellos. El asunto tomó un giro en 1979, cuando la Reserva Federal (FED) anunció que dirigiría en lo adelante sus acciones de política monetaria a controlar la oferta monetaria, más que a predeterminar las tasas de interés. Ante una política monetaria restrictiva y una política fiscal expansiva, el dólar y las tasas de interés internacionales se dejaron flotar. Desde entonces, las tasas de interés experimentan gran volatilidad con continuas alzas y bajas. Esto indujo a los operadores de los mercados financieros a refugiarse en nuevos instrumentos (futuros, opciones y swaps)  subiendo el volumen de operaciones y rango de disponibilidades en los mercados de dinero.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal