Ingenieria Fiscal Legal - Mercado de cambio - Mercado cambiario Finanzas

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Ingenieria Fiscal Legal

Informacion Banca extranjera > Ingenieria Fiscal

¿es la ingeniería fiscal legal?
La respuesta es sí, pero debemos matizarla. En principio no hay nada ilegal en que uno organice sus finanzas de manera que la carga impositiva sea la menor posible. Es lo que se conoce popularmente como elusión fiscal. Este término no debe confundirse con la evasión fiscal o evasión de impuestos que por el contrario es un delito, ya que a través de ella se evita el pago de impuestos mediante la ocultación de las ganancias.



Esta diferencia que parece bastante evidente en su definición, no lo es a veces tanto en la práctica. Hay que tener en cuenta que la ingeniería fiscal precisamente aprovecha ambigüedades en las leyes para sus actuaciones. Por otro lado, la justicia en ocasiones puede llegar a tomar en consideración no solamente la legalidad o ilegalidad de una actuación, sino también las intenciones reales que se esconden tras la misma.
Por lo general, si advierte transacciones artificiales que no tienen ninguna motivación económica u operaciones poco transparentes a través de paraísos fiscales, puede llegar a tomar medidas al considerar que en realidad se está cometiendo un delito de evasión fiscal. Es decir,  no basta que los movimientos económicos que se realicen sean legales, sino también deben tener algún fin justificable. De lo contrario la administración tributaria entenderá que se están realizando con la única finalidad de evadir impuestos.

Es precisamente en este punto, donde a menudo la ingeniería fiscal entra en un terreno pantanoso, ya que no es infrecuente que se vea forzada a “simular” la necesidad de ciertas transacciones que en realidad sólo persiguen el objetivo de reducir la carga fiscal. En cualquier caso, suele ser algo relativamente complicado de demostrar por las autoridades, ya que las operaciones se realizan en países diferentes algunos de los cuales no suelen ser muy colaboradores a la hora de facilitar información. Es el caso de los paraísos fiscales, en los cuales existen estrictas leyes de confidencialidad.

Como podemos ver, la línea divisoria entre la legítima planificación fiscal y la evasión de capitales es muy delgada y a menudo depende de matices o interpretaciones.
En cuanto al sentimiento general frente a las actividades de ingeniería fiscal, existen toda suerte de opiniones. Los defensores de la misma mantienen que cualquier persona tiene el legítimo derecho a organizar sus finanzas de la manera más favorable, siempre y cuando cumpla con la legalidad vigente.
Los detractores la tachan de herramienta al servicio del capital y la acusan de acrecentar la insolidaridad y las desigualdades económicas en el mundo.

A favor o en contra, no se puede negar que la ingeniería fiscal es empleada por la mayoría de las grandes multinacionales, incluidas las entidades financieras y las aseguradoras más prestigiosas, y que constituye un pilar fundamental para la marcha de nuestra economía, al menos en su modelo actual.
La planificación fiscal no es ilegal, dado que las empresas y particulares pueden organizar sus finanzas como mejor les convenga y a esto se lo suele denominar “elusión fiscal” que no es lo mismo que la “evasión”. En este segundo caso, el sujeto obligado no paga, evade la obligación, cometiendo un delito.



 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal